Vehículos De Cadenas

Hoy en día, los vehículos militares de cadenas blindados deben ofrecer lo último en protección, defensa y movilidad, además de resultar asequibles. Una transmisión cruzada Allison de Serie Militar integra un compacto paquete de propulsión, control del volante y frenado. Además da en el blanco al aumentar el rendimiento y reducir los costes operativos y de apoyo funcional del usuario final.

Rendimiento

Las transmisiones cruzadas Allison de alto rendimiento de la Serie Militar mejoran la movilidad del vehículo sean cuales sean las condiciones del terreno. La patentada Continuous Power Technology™ (Tecnología de par continuo) de Allison hace llegar la potencia del motor a las cadenas de forma suave e ininterrumpida. Nuestras transmisiones cruzadas de alto rendimiento aumentan la capacidad de aceleración y la capacidad de arranque y de superar pendientes, reduciendo la potencia desechada por la fricción y el calor. La dirección es infinitamente variable y el freno refrigerado por aceite maximizan la maniobrabilidad. Este control del vehículo suave, preciso y previsible, incluso cuando el motor está apagado, aumenta la estabilidad y la precisión en situaciones en las que hay que disparar en movimiento. La disposición de Allison para tomas de fuerza (PTO), proporciona flexibilidad a la instalación, así como energía a los equipos especiales instalados en el vehículo, como pueden ser las bombas hidráulicas y los motores mecánicos del ventilador. Nuestras transmisiones también son aptas para los actuales motores diésel de alta velocidad. Allison está plenamente preparado para diseñar, desarrollar, suministrar y fabricar aplicaciones personalizadas.

Costes Operativos Y De Apoyo Funcional

Las transmisiones cruzadas Allison de la Serie Militar ofrecen costes operativos y de apoyo funcional reducidos. Nuestros departamentos de compra y fabricación se esfuerzan continuamente para garantizar que la adquisición de los componentes y los procesos de fabricación resulten en transmisiones cruzadas asequibles. Gracias a la fácil conducción, se requiere una formación mínima para que un conductor maneje adecuadamente un vehículo con una transmisión cruzada Allison. Durante la conducción, los sensores integrados y los algoritmos de nuestro software avanzado trabajan para proteger la cadena cinemática de los choques producidos al cambiar de marcha, exceso de velocidad, los ciclos de cambio y otras condiciones potencialmente dañinas. Como resultado de todo esto, el mantenimiento rutinario se reduce a los cambios de aceite y filtro habituales. Las robustas técnicas de diseño y estructura incrementan la fiabilidad y durabilidad de la transmisión y alargan la vida útil del vehículo a la vez que reducen los costes de reparación y mantenimiento preventivos. Esta fiabilidad y durabilidad también reduce la frecuencia y el alcance de las reparaciones generales a máximo nivel (cuarto escalón) , minimizando aún más los costes.